Así se prepara el campo, para la cosecha

Así se prepara el campo para la cosecha

vlcsnap-2022-07-17-14h14m54s226.jpg

La llegada del otoño marca el comienzo de la cosecha de la aceituna. Los cultivos españoles comienzan una temporada más de  duro trabajo para hacer que las aceitunas, tanto de mesa como transformadas en aceite, estén pronto en todos los hogares. Pero el campo tiene una dura tarea detrás, muchas veces desconocida y que implica horas y horas de esfuerzo. No solo se trata de varear los olivos, previamente hay que realizar una serie de tareas que permitirán una recogida mucho más eficiente. ¿Cómo se prepara el campo para la cosecha de aceituna?

La cosecha de la aceituna comienza así

Es conveniente resaltar que no es lo mismo la aceituna de mesa que la de aceite, y que dependiendo de la variedad y de la zona de cultivo, podemos encontrarnos con variaciones en la fecha de recogida. Pero en todos los casos hay un común denominador, preparar debidamente el campo. Generalmente, para la aceituna de mesa los meses son los de septiembre y octubre, por tanto, nos encontramos ahora en pleno proceso de recogida.

Pero para entender mejor el proceso de preparación del campo vamos a irnos al momento en el que la aceituna ya está recogida, es decir, finales de enero. Este es el punto de partida en el que hay que comenzar a preparar tanto al campo como a los olivos para la temporada próxima.

Poda de los olivos

Podar un olivo no es un capricho ni un motivo estético. Su propósito es dejar el árbol mucho más despejado y hacer que los nutrientes que el olivo va generando se concentre en el fruto. Con ello se consigue unas aceitunas más sabrosas. Por tanto, febrero es un buen mes para comenzar con la poda del árbol, que permitirá que toda su sustancia vaya durante la primavera a las aceitunas. Sí, este trabajo de poda se hace en los momentos más fríos del año, laborar en el campo es siempre muy duro.

Limpieza del sustrato

En el campo crecen gran cantidad de malas hierbas que tienen un efecto negativo sobre los olivos. Principalmente van absorbiendo todos los nutrientes que hay en la tierra, por lo que su eliminación es una tarea prioritaria. En el comienzo de año es el momento de arrancar todas estas malas hierbas, proceso que habrá que realizar la mano si las condiciones del terreno no son las adecuadas.

Abonar la tierra

Cada tipo de suelo es diferente, pero tras la limpieza del sustrato hay que colocar el abono que sea más adecuado para nuestro tipo de olivo. Esto proporcionará al árbol muchos más nutrientes, ofreciendo como resultado un fruto sabroso.

Fitosanitarios

Este tipo de tratamientos tiene como objetivo hacer al olivo más resistente, evita que sea atacado por los hongos u otras enfermedades. Por tanto, la misión es proteger al árbol y hacer que llegue al momento de la floración, en el mes de abril, en plenitud de forma. La aplicación de estos productos se realiza por empresas del sector, ya que suele tratarse de productos que hay que manejar con precaución.

En todo caso, preparar el campo para la cosecha de aceituna implica una vigilancia permanente. Durante los meses de verano, los olivos van a padecer bastante déficit de agua, pueden verse afectados por tormentas de granizo o por alguna plaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
error: Content is protected !!
Ir arriba